jueves, 4 de diciembre de 2014

DÍA DE SANTA BÁRBARA



Todos los 4 de diciembre de acuerdo con el calendario o santoral católico se celebra en muchos países de América y Europa el día de Santa Bárbara, fecha en la cual se presume su padre le quitó la vida hace más de 1700 años. 

Santa Bárbara es conocida como patrona de los artilleros, mineros, carpinteros, ingenieros, militares, bomberos, arquitectos, constructores, entre otros, suele ser invocada cuando se conoce un incendio, durante las tempestades o al haber una muerte súbita, lo que la convierte en una figura legendaria que va de generación en generación

Santa Bárbara forma parte de los 14 Santos Auxiliadores de la Iglesia Católica, y es una de las santas que cuenta con mayor devoción en Venezuela. Pero curiosamente, también quienes tienen conocimientos esotéricos la invocan como protectora, sobre todo quienes se hallan en peligro de muerte y no tienen sacramento.

En la santería, la identificación a menudo tiene que ver con las vestimentas o las razones por las que el santo o la Virgen son conocidos. Así Santa Bárbara, vestida de rojo y con espada en las imágenes católicas se identifica con el dios Changó, guerrero a quien se le atribuye la fuerza.

Manzanas y rosas rojas, vinotinto y un manto color carmín son algunas de las ofrendas que se le presentan en su día. Se trata de un momento de alegría en el cual muchos organizan fiestas o suculentas cenas en su honor.

Sobre su vida y muerte se ha obtenido información en su gran mayoría de un antiguo manuscrito propiedad del escritor griego Simeón de Metafrasto, dado a conocer a mediados del siglo VII, DC.

Según la tradición cristiana, Santa Bárbara, era hija de un Rey sátrapa de nombre Dióscorus, quien la encerró en una torre para impedir que los hombres admiraran su belleza y la sedujeran, o para evitar que fuera devota del cristiano.

Pese a la negativa de su progenitor continuó cultivando su fe y espíritu hacia el amor de Jesucristo, por lo que mandó construir tres ventanas en su torre, simbolizando la Santísima Trinidad. El padre de la bella joven se enteró del significado sus acciones, se enfadó y quiso matarla.

Por varios días fue martirizada con las peores formas de la época y torturada física y emocionalmente. Cuando ya su cuerpo se vio en las peores condiciones es trasladada a una montaña donde su progenitor sin piedad lleva a cabo su decapitación, dejando caer la espada para ver rodar la cabeza de su hija. Sin embargo, como un castigo divino, cuando Dióscorus regresaba de tan monstruoso crimen, un rayo que partió del cielo lo atravesó convirtiendo su cuerpo en cenizas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada